domingo, 5 de noviembre de 2006

Acerca de recitar un poema

Al recitar el poema estamos inevitablemente interpretándolo. Nuestra personal entonación dirige el destino de la voz intentando desvelar el alma insonora de las letras del poema. Al recitar el poema interpretamos emitiendo una recepción semántico-acústica personal de la verdad del mismo. Si deseamos ser honestos con el emisor real del poema nuestra tarea como recitadores no debería ser más que una mera trascripción sonora de los fonemas que componen el texto. Si deseamos, por el contrario, dotar de mayor significación al poema la lectura afectada del mismo contribuye a ello, construyendo oralmente esa unidad idiomática-artística que llamamos 'poema'.

4 comentarios:

Miguel Ángel dijo...

Yo sí creo que intentar una mera trascripción sonora de los fonemas que componen el texto, es interpretar tanto como otra aptitud. Es decir, dar un tono de asepticismo, puede ser una "agresión" (dicho sea entrecomillado) mucho mayor a un poema que darle una intención cosnciente: No existe la no interpretación lectora de poesía (ya sea por acción o por omisión), tan sólo, en ese extremo, la lectura, a secas.
Un buen saludo.

Ed. Expunctor dijo...

Yo creo que creo en lo que creo que no creo, y creo que no creo en lo que creo que creo (croar de las ranas). Eso diría Oliverio.

Yo, por mi parte, creo que recitar no es interpretar: recitar es leer con un determinado ritmo y entonación un poema, pero el ritmo y la entonación no son algo que ponga el lector, sino que ya vienen marcados por el propio texto, y un lector recitará bien el poema si sabe leerlo con el ritmo y la entonación del propio poema: los acentos, las comas, signos en general, la posición de las palabras, los espacios, las estructuras versales y estróficas, etc., indican cómo hay que leerlo, al poema.

Esta cuestión se complica aparentemente con el verso libre, y digo aparentemente porque un poema en verso libre, si está bien construido, tiene el ritmo que conduce, dirige su recitado.

Sobre lo de una transcripción sonora de los fonemas, creo que eso no sería recitación, puesto que eso lo puede hacer un programa informático que seguro que Jony podría currarse... o no, habría que preguntárselo.

Por otra parte, el recitado del poema no puede darle una mayor significación al texto, puesto que el texto tiene un significado, bueno, en realidad sabemos que tiene muchos significados, pero el acto de la lectura no puede, por sí solo, incrementar los significados al poema.

Una cuestión interesante para enzarzarse en un debate.

Salud!

Violeta dijo...

Recitar un texto es hacerlo tuyo. Y cuando recitas en voz alta, los demás deben creer que tuyo es. Y solo es posible si tú te lo crees por encima de todo.

Anónimo dijo...

Desde mi punto de vista creo que recitar un poema,no es solo el leerlo y darle ritmo. sino,adentrarte en lo que se esta tratando. es decir lo que el autor escrivio a la hora de redactarlo:es vivir y pensar igual que el autor

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails