miércoles, 1 de octubre de 2014

Hacia el fin del capitalismo


La crisis económica sigue siendo una realidad continuamente presente en la sociedad. Sin embargo, algo nos hace pensar a todos que esta crisis, instalada ya de forma vitalicia, no puede seguir durando por mucho tiempo. Es razonable pensar que pronto ha de suceder algo nuevo -ante la necesidad histórica, por su propia dinámica evolutiva- en un sentido positivo y a través de nuevos y reciclados valores globales. Tal es la opinión del economista Jeremy Rifkin, quien, en su libro La sociedad del coste marginal cero (Paidós), ya habla de una tercera revolución industrial, con Internet y con las energías renovables como protagonistas, llegando a afirmar, incluso, que estamos ante el fin del capitalismo, pronosticando que le queda, a este sistema devastador, unas tres décadas de vida. La solución: el afán colaborativo de la sociedad, basado en la sostenibilidad de los recursos y en el poder comunicativo que otorga Internet al servicio del pueblo. Señala Rifkin en una reciente entrevista: "Nos encaminamos a una sociedad hiperconectada que, a través de plataformas, comparte coche, casa, etc." Estamos, por tanto, ante un nuevo mundo, donde las personas están encontrando maneras de materializar sus sueños y afanes. Ante esta visión de futuro optimista, donde la sociedad juega un papel fundamental mediante la gestión de sus propios recursos e ideales, cabe plantearse que sí es posible una alternativa al capitalismo. De ser así, puede que estemos cerca de vivir una verdadera democratización económica, dejando de estar controlada no sólo por las empresas, sino tampoco por los estados ni por cualquier sistema de poder que quite al pueblo su capacidad de actuar y de decidir libremente.

"La Tribuna" de Albacete, 1-10-2014

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails