miércoles, 8 de octubre de 2014

Educar


 
Hoy más que nunca educar es un reto. Ello incluye el ser capaces de guiar en el aprendizaje de la vida, el valor de conducir a alguien hacia sí mismo. Educar a otros conlleva también autoeducarse, tener muy en cuenta lo que sabemos, los valores que nos han acompañado y que se han conciliado con el vivir. De ningún modo puede educarse basándose en la estricta sujeción de una serie de datos, informaciones y referencias ajenas. En el educar aparece el camino de la sabiduría, del saber mirar lo que la vida es, en su sentido más ético y existencial. Valores profundos como la felicidad, el bien o la verdad, no son meras acepciones que consultar en un diccionario filosófico, sino aquello que aparece espontáneamente en el escenario de la vida, en el hecho de pensar lo que somos, en el interés por descubrir aquello que llevamos dentro y que perfila nuestras acciones, comportamiento, carácter, destino… Educar significa sacar fuera lo que está dentro, implica, por tanto, saber conducir a otros a que extraigan lo mejor de sí mismos. Significa enseñar a uno a que se guíe a sí mismo. El valor del educador reside en su habilidad para estimular la virtud en el sendero del autoconocimiento. Aprender es recordar lo esencial nuestro y todo aprendizaje se aloja en el hallazgo de la puesta en práctica de nuestras propias capacidades, pues aquello de lo que somos capaces viene implícito en nosotros. Cuando aprendemos hacemos explícita, deducimos, esa herencia innata que es la facultad del saber. Aprender supone un nacimiento a través de lo aprendido, algo cambia en nosotros cuando el conocimiento aparece, nos transformamos en algo más, en alguien más completo, más entero.

"La Tribuna" de Albacete, 8-10-2014 

1 comentario:

hanna Amsara dijo...

educar parece una palabra sencilla dar tus conocimientos a otros y pasarlos a otros mas. pero educar es mas se necesita del estudiante y del interés de aprender, se pueden pasar conocimientos intangibles a mentes como la de los niños que están tan abiertas que cualquier cosa sin pensarlo mucho pueden captar aunque eso no sea realmente educar.
Por eso creo que para educar a alguien se le debe abrir el hambre de adquirir el conocimiento, se debe tener previo incentivo desde sus bases llámese familia o interés personal
pero Educar ademas de dar una gran satisfacción es un logro que se expande
buen tema
un beso

Hanna

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails