martes, 15 de agosto de 2006

La muerte de Dios

-Si mantuvieses un encuentro casual con Dios y éste te prometiese concederte un deseo. ¿Qué le pedirías?

-Le pediría que se suicidara.

-¿Y qué harías después?

- Ir a ver una buena película.

6 comentarios:

Jack Tatum dijo...

Simplemente Genial.

Anónimo dijo...

Más bien original pero no por ello menos siniestro. La identidad de las víctimas no redime al verdugo de su oficio.

Anónimo dijo...

Gordon Volga escribió la respuesta anterior pero como lo de la contraseña no me permite crear nada pues ala, otro comentario anónimo.

Ed. Expunctor dijo...

Dios ya se suicidó hace dos mil años, cuando se encaramó a la Cruz, porque, admitámoslo, eso fue un suicidio en toda regla, para que luego la Iglesia diga que el suicidio es pecado mortal ;D. Curiosamente, mil novecientos y pico años después hicieron alguna buena película sobre el asunto.
Ah, y hay una peli, Begotten, de Elias Merhige, que empieza con el suicidio de Dios.
Saludos, y a aprovechar lo poco que queda de verano!
paz!

Alicia dijo...

Pues ya vaya deseo mal aprovechado... Yo le hubiese pedido ser multimillonaria, en dólares si es posible.

Magallanes dijo...

Je muy bueno de verdad..

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails