lunes, 17 de abril de 2006

Cuba: ¿utopía comunista o cárcel ?


¿Qué es Cuba? Me pregunto. Pasaron ya los años de la revolución, los años del heroico Che Guevara proclamando por el continente latinoamericano el gran cambio comunista. En aquellos tiempos era necesario ese cambio y ojalá se hubiese extendido tanto como el Che había soñado, ojalá todos los crueles dictadores hubiesen sido desterrados de sus pequeños imperios explotados. Pero el Che murió ejecutado en 1967, fue capturado por un soldado boliviano, fue capturado por el mismo pueblo por el que el Che había luchado.

La gran revolución latinoamericana no pudo realizarse, el propio pueblo no estaba dispuesto a sacrificar lo poco que tenía en la búsqueda arriesgada de algo que era en principio una utopía y que, ahora lo sabemos, siempre lo fue.

Lo importante no es el nombre del sistema político, llámese comunismo, socialismo, liberalismo o confucianismo. Lo importante es que la sociedad no solamente se sienta libre sino que lo sea verdaderamente, con todos sus derechos y libertades, con su legítima dignidad de seres humanos y con sus obligaciones, por ejemplo, la de que ningún hombre tenga el poder de quitarle a otro su libertad sin que este no haya cometido crimen o falta alguna, salvo, en el caso de las personas asesinadas, presos, exiliados o disidentes cubanos, por ejemplo, la de no estar deacuerdo con la forma de gobierno de un señor llamado Fidel Castro.

Fidel Castro no es más que el sucesor de Fulgencio Batista y de tantos otros inmorales sátrapas. Un dictador que sucede a otro. Una dictadura, que como todas las dictaduras, están basadas en la ausencia de libertad del pueblo. En el sumo absolutismo del guía, 'duce' o 'comandante en jefe'. La palabra 'comunismo' es la gran mentira que pronuncia un asesino para maquillar la farsa que sostiene en su isla, la de un pueblo condenado al silencio. Una farsa a la que el mundo entero resta importancia porque el comunismo todavía es políticamente correcto, a pesar de Mao y de Stalin.

Esto es Cuba. Esto es Cuba ahora. Una mentira que tal vez en algún momento fue verdad, una esperanza fracasada. Un camino prometido mal trazado y que ya no tiene vuelta atrás.

La única esperanza reside en buscar otro camino donde se respete una de las pocas cosas que los seres humanos hemos de defender hasta la muerte: la libertad.




8 comentarios:

jorge angel dijo...

Conozco demasiados cubanos que opinan como vos, así que tengo que estar de acuerdo con tu planteamiento, aunque me gusta pensar que de alguna manera el socialismo es viable sin imposición ni dictadura.


Saludos

Señorita Cosmo dijo...

Es cierto que los cubanos no tienen libertad ni para pensar (o mejor dicho, ni para decir lo que piensan).
Igualmente, la libertad es frágil. En Argentina tampoco tuvimos libertad durante el proceso, y tal vez menos que en Cuba.
En Estados Unidos, la tan mencionada Libertad, es cuestionable, y a lo mejor hasta perecedera.
No creo que pase tampoco por el comunismo. Decir que el comunismo no existe es casi como decir que no existe el cristianismo porque los "dirigentes" no parecerían cristianos.
En este punto es cuando debería empezar a callarme la boca, porque de repente me encuentro "quitando" sin ofrecer nada a cambio.
Es que no lo encuentro.
Por otro lado, como descreo que todos los regímenes, adhiero a lo que dice Jorge Ángel, me gusta creer que el socialismo puede funcionar sin dictaduras, porque a la hora de soñar, todo está permitido.

La Princesa Radioactiva dijo...

"La única esperanza reside en buscar otro camino donde se respete una de las pocas cosas que los seres humanos hemos de defender hasta la muerte: la libertad."

Sentí un nudo en la garganta al escuchar la palabra "única". Sentimiento espantoso -aunque nunca comparable con la ausencia de libertad- es no tener opciones...

Che-angrod dijo...

Nosotros los occidentales no podemos entender con nuestro pensamiento "libre", entre comillas porque no es del todo cierto pues la cultura que aquí vivimos nos limita desde pequeños, exactamente nuestra vía se encamina hacia la falsa libertad estadounidense, que nuestros medios de comunicación no citan. Cuba está encaminada a un tipo de vida totalmente contrario al nuestro, económicamente, culturalmente; justo. Ello conlleva una colisión frontal con los Estados Unidos y casi todo el mundo capitalista, el cual no te enseña las dos caras de la moneda, sino la que le interesa. Por otra parte los exiliados son mayoritariamente seguidores del imperio, capitalismo y de Baptista. Los otros pocos son gente sin esperanza por conseguir un mundo nuevo, quizás "cegadas" por el convencimiento imperialista que tan cerca viven. José Manuel la información es poder, solo muestra una cara de la moneda y esta es casi inconsciente.

Señorita Cosmo dijo...

Es cierto que la información que nos llega, viene del lado del poder, y que en muchos aspectos en Cuba se está mejor, o al menos, a nadie se le niegan cuestiones tan vitales como la educación y la medicina, y que parte de la economía de quiebra que viven hoy, es culpa del bloqueo económico Yanki (absolutamente dictatorial), pero también es cierto que hay mitos cubanos con respecto a eso. Por ejemplo, la educación.
En Cuba, el 80% de las películas del mundo, están prohibidas. También hay un gran porcentaje de libros, y hasta música, que tiene prohibido.
No puede la prensa escribir ni la mitad de lo que sucede allí ni en el mundo.
Tienen bloqueada parte de internet.
Hay educación para todos, y para todos por igual, pero absolutamente limitada.
La del resto del mundo también es limitada. Pero nunca tanto como lo es la limitación que desde hace décadas impone la dictadura cubana.
No hay libertad de cultos en lo más mínimo, y se podría hablar de un lugar sin religión como un lugar abierto a otras cuestiones, pero por el contrario, la sexualidad cubana, se vive con más represiones que en cualquier otro lado del mundo.
Estoy de acuerdo con que el regímen capitalista es tan repugnante como lo que se vive en Cuba. Pero no mejor ni peor.
Dos caras de la lucha de poderes. La misma moneda.

Isabel dijo...

Como todas las revoluciones, la cubana entró en un proceso de degeneración, al cual no fue del todo ajeno el clima de la guerra fría (en especial el bloqueo de Estados Unidos).

Así, los revolucionarios se convierten en trágicas caricaturas de los dictadores que depusieron en su momento y vuelve a empezar el ciclo.

Me adhiero a lo que dice la señorita Cosmo: el socialismo no deja de existir porque lo hayan traicionado sus "representantes oficiales". Simplemente queda latente en el mundo de las posibilidades.

José Antonio Galloso dijo...

Yo considero que todos los sistemas de gobierno han fracasado sistemáticamente, ninguno ha dado muestras de éxito. Con respecto a cuba: mientras exista gente que opte por lanzarse al mar en una barca miserable, significa que algo está muy mal. Pero mejor la voz de un cubano. Recomiendo el libro "TRILOGIA SUCIA DE LA HABANA" de PEDRO JUAN GUTIERREZ.
Saludos

Shokopankero dijo...

Encuentro interesante tu planteamiento, pero no exento de errores de generalidades que en un caso como este, son vicios comunes entre detractores.
Es un hecho que han pasado decenas de años desde la revolución cubana (1959). Y probablemente una cantidad no menor de combatientes pertenecientes al 26 de Julio, ya este muerto, o simplemente esta muy cerca de estarlo.
Pero el gobierno de Fidel Castro ha implementado desde sus inicios en el poder, una maniobra inteligente y por cierto muy admirable por su éxito. Ha logrado mantener viva hasta el día de hoy la imagen de la revolución, tener vigente a los combatientes, incluso aquellos que perdieron la vida antes del triunfo, como Abel Santa Maria, que a pesar de haber muerto en el 53 es ejemplo de valentía para los cubanos.
Tuve la suerte de estar 21 días en aquella isla. Me alojaba en la casa de una señora de nombre Clara, que no nos cobraba ningún peso puesto que conocía a unos tíos lejanos. Increíblemente a pesar de estar menos de 1 mes, aprendí mucho sobre la revolución, y todavía recuerdo que en cada viaje que hacia, me encontraba alguien que decía haber sido combatiente y que recordaba con nostalgia aquellos días.
Fidel Castro, en un acto común, junta mas 1 millón y medio de personas, ahora ¿Qué presidente junta semejante cantidad de gente en el lugar donde tiene la mayor cantidad de detractores? Amigos, yo no conozco a ninguno.
Todavía recuerdo cuando una persona, que moraba cercano a nosotros, rompió en lagrimas al explicarme las realidades de Cuba. Obviamente en ese momento el gobierno se me desplomo, pero cuando todavía no pasaba ni un minuto y aquella señora intervino diciéndome “pero yo no culpo a la revolución, culpo al bloqueo”, todo cambio.
Sobre la libertad en Cuba. Amigos, les recomiendo iniciar el descubrimiento del concepto mismo en un debate paralelo, porq ue soy chileno, y aún así veo truncada la mía.
Alguien anteriormente cuestiono la libertad de Estados Unidos, yo con total certeza me atrevo a asegurar que lo que ustedes están criticando como “ausencia de libertad en Cuba”, no es absolutamente nada comparado a ese gigante. Que aunque por muy grande que sea, que tenga mayor cantidad de Presos Políticos solamente en la cárcel de Guantánamo que lo que tiene Cuba en toda su extensión, para mi en lo persona, quiere decir mucho.

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails