viernes, 3 de diciembre de 2010

Balada del amor triunfante

Me dejé en ti la vida entera
sombra de mis ruinas y herida de mis luces
caminé por tus susurros
como el viento por el agua
sin tocarte, sin tenerte
pero viéndote pasar
Caminé contigo y sin ti
en tu voz que olvidabas
y yo recordaba en soledad
haciéndote inmortal
Caminé contigo, amor,
olvidándome a mí mismo,
siendo en ti, muriendo en ti,
callando en ti
La palabra no alcanza
este canto silencioso
del alma
La muerte quiere llegar
pero se olvida
porque también te ama
Me dejé en ti la vida entera
y aún no muero, no,
de amor no muero
porque de amor
no hay muerte
que nos mate
La vida es de los amantes
La muerte no es de nadie
Te quise una vida entera
y aún te amo, porque de amor
no se muere, aunque nos maten.

2 comentarios:

Charo Bustos Cruz dijo...

Sencillamente, maravilloso.


Besos y feliz fin de semana

_Charo Bustos Cruz_

Oréadas dijo...

De amor no se muere mientras halla sueños, y se mantenga viva la luz de la esperanza.
Un saludo, me gusta tu espacio

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails