martes, 14 de abril de 2015

Colón y el capitalismo


Tal y como hoy está el mundo, pensar en el futuro -en uno muy lejano- puede sonar a ironía; pues si es evidente lo difícil que resulta convivir en el presente, cuánto no lo será dentro de unas décadas o siglos. Esta sociedad del día de hoy, regida de modo demente por esa ley del ‘máximo beneficio’ que ha precipitado al hombre a desocupar las tierras de la cordura, apenas tiene perspectiva desde la que divisar un horizonte distinto al actual, que hoy amenaza la posibilidad de un futuro sostenible para la humanidad. Parece que no hay otro modo de imaginar el paraíso de mañana que no sea eliminando de él las causas que han dado lugar al infierno de hoy, lo que conllevaría a borrar toda la historia del tirón. Eduardo Galeano, en memorable artículo, escribe lo siguiente: “El 12 de octubre de 1492 América descubrió el capitalismo. […] En su diario del Descubrimiento, el almirante escribió 139 veces la palabra ‘oro’ y 51 veces la palabra ‘Dios’ o ‘Nuestro Señor’.” Escribió así Colón de las Américas: "Tendrá toda la cristiandad negocio en ellas". A partir de entonces las cosas fueron muy deprisa. Todo el mundo ya ha sentido los colmillos del capitalismo, de ese lobo para el hombre que nunca se queda satisfecho, de ese valor al que tanta sacra importancia se le da: el dinero. Un invento para la convivencia que ya es el eje y motor, sentido y referencia, de la misma. Y en estas seguimos, en la incansable búsqueda de El Dorado. Si éste pudo ser origen del capitalismo nos preguntamos cuál será su destino; si está ya agotado o necesita agotar todos nuestros recursos. Dejo aquí esta cuestión para su reflexión. Ojalá la sociedad pueda responderla pronto, antes de que sea demasiado tarde.

La Tribuna de Albacete, 08-04-2015

1 comentario:

Viviana Mazuera Paz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails