lunes, 28 de diciembre de 2009

Agonía

Cuerpo de amor, señal de vida
que viste de astros la materia dormida,
el frío enfrentado de la ausencia,
la triste y enajenada dolencia
donde reposa el alma suspendida.
Es el tiempo, continuidad insobornable
que arrasa o silencia el aire que nos crea,
que da forma cautiva al mañana constante
y asedios de amor allí donde el alma sea.
Es el tiempo, esa luz que ciega todo, inquebrantable.

4 comentarios:

Riol dijo...

es el tiempo matador y sublime... en esto último se parece a ti.. Felicidades...

sedemiuqse dijo...

El mañana constante.....todo aquí y ahora, en este momento.
Me encantó

Besos y amor
je

achirana dijo...

suave,ritmico,apaciblemente lento como un atredecer.
bien q hayas postedo un poema,un abrazo

RECOMENZAR dijo...

recien te conozco no creo haberte leido antes me gusta tu estilo de paalabras.Para vos lo mejor con vos de vos y mi
besos

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails