domingo, 14 de diciembre de 2008

Televisión y cultura de masas

La televisión, a día de hoy y ya desde hace bastantes décadas, se ha convertido en la cultura popular por excelencia, una cultura de masas que impregna todos los epicentros y recovecos sociales. Como bien explicó, ya a mediados del siglo pasado, Theodor W. Adorno: «Su producción ha aumentado de modo tal que se ha hecho casi imposible eludirlas; e incluso aquellos que antes se mantenían ajenos a la cultura popular -la población rural, por una parte, y los sectores muy cultivados, por la otra- ya están de algún modo afectados». Este es el juego de lacomercialización, un juego de expansión mercantil que afecta a todos los sectores y los iguala a una misma escala y necesidad. Ya todo es necesidad de la masa, necesidad pasiva de imágenes y mensajes destinados a entretener, o mejor dicho, a anestesiar la individualidad y el pensamiento, a producir ideales sociales, políticos y, por supuesto, de consumo.

Señala Adorno, adelantándose a Baudrillard, que «estos ideales han sido traducidos en prescripciones bastante claras sobre lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer. El desenlace de los conflictos está preestablecido y todos los conflictos son puro simulacro».

Es, como hemos señalado, un juego, y como tal, un simulacro de realidad, uncomo si kantiano, una estupenda coartada para quitarnos la responsabilidad individual ante nuestros propios problemas, la responsabilidad de pensar por uno mismo, haciendo ejercicio de la libertad existencial que nos pertenece, de acuerdo a nuestro propio sistema ético y moral. Eso ya ha quedado lejos, el individuo actúa de acuerdo a lo popularmente correcto, dejándose llevar por la marea de creencias que surcan el océano de su estructura social, a través del espejo de la televisión. He ahí el simulacro, la falsa libre elección, el juego social del ser libre sobre un tablero en el que las cartas de posibilidades de libertad están ya echadas. Dirá Adorno que «el individuo es tan sólo un títere manipulado a través de normas sociales». Y no nos puede dejar de extrañar que los mensajes que continuamente nos adoctrinan provenientes de la televisión correspondan a un fiel reflejo de la ideología de Estado. Señala Louis Althusser que «todos los aparatos de Estado funcionan a la vez mediante la represión y la ideología, con la diferencia de que el aparato (represivo) de Estado funciona masivamente con la represión como forma predominante, en tanto que los aparatos ideológicos de Estado funcionan masivamente con la ideología como forma predominante».

En democracia, sobre todo en las democracias más avanzadas, lo represivo queda un lado, no es un instrumento legítimo ni estratégicamente inteligente, pero hay otras formas de encubrir la represión, otras metáforas o imágenes con una misma función, esto es, conseguir que todos piensen lo mismo, que es lo que el Estado desea que piensen. Ese instrumento como vemos es el ideológico, que también se encubre y metaforiza bajo otras capas subliminales para conseguir sus propósitos. Si el Estado desea que el individuo no piense por sí mismo, que se deje llevar sin ser partícipe de su propia historia y progreso, solamente hay que entretenerlo, crearle una realidad ficticia donde se sienta protagonista y sea incapaz de reconocer lo verdadero.

La televisión representa la plataforma perfecta para ese simulacro, el escenario de mitos, héroes y antihéroes, máscaras y fábulas, cavernas y parábolas, donde el hombre alterna distintas identidades, rostros, formas, pseudo-individualidades, que le hacen olvidar, ni siquiera volver a reconocer, lo que ocurre, lo que realmente está en juego, el papel fundamental que representa no en el juego, sino en el tablero real de su sociedad. Y así, como títeres de salón con palomitas de maíz y coca-colas, vamos pasando el tiempo, esperando a que pongan el próximo programa.

Publicado en el diario La Verdad el domingo 14 de diciembre de 2008

2 comentarios:

Alena dijo...

I recently came across your blog and have been reading along. I thought I would leave my first comment. I don't know what to say except that I have enjoyed reading. Nice blog. I will keep visiting this blog very often.

Alena

www.smallbusinessavenues.com

Noe- dijo...

Simplemente no tengo palabras. Excelente todo. Ojala algun dia pasaras y leyeras aunque sea algo de mi blog.
Saludos!

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails