miércoles, 2 de enero de 2008

De lo invisible del ahora

¿Qué signo destruye el signo oculto del aire,
qué signo de otro signo desvela la sombra de otra sombra?
¡Qué silencio tan dulce recorre tu alma cuando ya nada sabes
y en el no saber te descubres! Aire del ahora que desmaya al tiempo,
versos de espacios en blanco que desarman al espacio, noche sin ojos
que la luz esconde, ojos sin noche que a la luz renacen.

4 comentarios:

Lara dijo...

escribes muy bien :)

Ramón dijo...

Cuida tu propio camino. Aunque no lo creas tienes derecho a vivir en este mundo. Sé amable contigo mismo. Perdónate -de un golpe- y olvida que la culpa no es buena -destruye.- Aprecia lo que has logrado y, de vez en cuando, muéstratelo y siente orgullo por lo que sólamente tú has ganado. Tienes el don de la escritura y muchos te lo pedirán prestado para seguir su lucha. Duerme tranquilo y, sobre todo sigue siendo valiente. No tienes nada. Es solo que tienes que vivir tu vida y recordar siempre una regla: lo primero eres tú, porque tú no eres de nadie. No des explicaciones: tus seres queridos no necesitan hoy que les consueles. Es la hora del más puro egoismo. No te hagas daño -y si es necesario, házselo a otros para hallarte bien. Busca, sin esfuerzo, tu propia serenidad y el estar en paz con tigo mismo. Estás empezando a vivir ya tu propia vida y no la vida de los otros. Aprovecha lo que has ganado y no des gracias a nadie. Llora -porque llorar es consuelo y valentía.- Y en las horas amargas y los sueños de piedra, piensa que yo pasé lo mismo que tú. Y que el camino -al ser tan duro- es verdadero camino (ya no es vicario) y ya es tuyo. Ya no soporto a Borges. No soporto a las escritores fríos y soberbios -ahí está el pobre Umbral; o el Cela amarrado por la mujer o Aberti.- Déjate llevar y aflora tus emociones (porque sin emoción no hay camino) y pide ayuda y habla y habla. No disimules si te encuentras perdido. Aprende a decir "no". Y piensa (piénsalo) que la valentía no es sufrir para sufrir. No. La valentía es conocerse a uno mismo. Aprende a decir te quiero. Abraza (abraza y toca, toca mucho) y estáte seguro que los días que vendrán los habrás ganado tan formidablemente que nadie podrá quitáterlos nunca. No tienes que demostrar nada. Arrastrarás tu lastre (y cada vez te costará menos) y tú mismo sabrás el día de tu triunfo. Escupe, grita, insulta, injuria (hazlo todo por tí).- Tienes derecho a estar aquí. Y deja aflorar (pues lo llevas dentro)tu emoción y la belleza de este mundo. Te mando un abrazo muy fuerte, querido Chema. De escritor a escritor. De hombre a hombre-. Un beso. Ramón Bello.

LuisGui dijo...

Maravilloso, como siempre. Especialmente al final, en el juego de los ojos con la noche: me ha gustado mucho.
José Manuel, mis mejores deseos en esta jornada anual que recién inicia.
Un fuerte abrazo literario.

galop dijo...

Es interesante ver como el internet nos ayuda a encontrar pensamientos paralelos y brisas refrescantes para la mente...

Muy interesante vuestro blog, te invito a visitar el mio, que no es tan literario, pero son sentimientos plasmados en papel...

http://www.galop.blogspot.com

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails