jueves, 15 de marzo de 2007

Escritura ontológica

El acto trascendente viene marcado por el hecho de escritura. No puede decirse que todo hecho de escritura se realice en una especie de nirvana, sino que todo escribir sitúa al ser más allá de sí, en un relato al que darle forma al ser: es, de hecho, una actitud metafísica. La calidad de la obra, del texto, podría medirse, en base a este criterio, según la virtud metafísica mostrada. La experiencia de la lectura es la que aporta los criterios y valora la trascendencia de la obra.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

vaya charlotada

Ed. Expunctor dijo...

Me alegra que haya desaparecido el término “distancia”: nos vamos poniendo de acuerdo. Decía O’Neil que necesitó que pasaran 40 años desde la adicción de su madre a la morfina para poder distanciarse y escribir su Largo viaje hacia la noche: sólo el tiempo le permitió enfrentarse, como él mismo confiesa, “con sus muertos”, con sus fantasmas, con su dolor y con los problemas que había tenido con su familia.
La segunda frase o no la comprendo o hay una incoherencia: ¿Todo escribir sitúa al ser en un relato al que darle forma al ser? El escritor -y esto es una opinión totalmente personal, fundada en la propia experiencia- se sale de sí mismo y se proyecta en el texto, construyendo otro “yo”, que es el llamado yo lírico, el yo que lleva a cabo el acto elocutivo dentro del constructo textual, de ahí el famoso yoyó de la poesía, con el que estoy de acuerdo.
Acerca de la calidad del texto, no entiendo cómo la calidad de una obra puede medirse “según la virtud metafísica mostrada”. Antes de nada, habría que delimitar el sentido que se otorga al término ‘metafísica’ y, por supuesto, en qué sentido se entiende el término ‘ser’. Como bien sabes, la discusión al respecto viene de antiguo y todavía continúa, así que no seré yo quien entre ahí. Donde sí entro es en la cuestión de la calidad de la obra, que no se mide en función de ‘la virtud metafísica mostrada’. Sólo te diré que tanto tú como yo sabemos algo de Teoría de la Literatura, que es la ciencia que se ocupa de tal cuestión, y no digo más, porque sería mucho escribir: cuando nos veamos lo discutimos.

José Manuel Martínez Sánchez dijo...

Ya, en parte te doy la razón. Aunque es un tema para discutir largo y tendido. Yo me expreso desde un punto de vista metafísico de la literatura y por eso su unión con el ser (el escritor) es ineludible.

De todas formas, cuando tomemos un café lo hablamos tranquilamente. :)

Bye.

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails