martes, 3 de octubre de 2006

Bucólicas


Satisfecho con mi herida

hacia el fin de la tierra

cantaré lamentos, palabras

que se asientan en el monte

bajo el vasto cielo que lo cerca,

siendo él mismo cercado

por la infinita vastedad del universo.

Y así, lamentando, sentiré

el viento en mi pecho,

tendré frío, lloraré

la ausencia tuya

y seguiré teniendo frío,

dando al monte mis lamentos.

5 comentarios:

LOLA GRACIA dijo...

Este me resulta un poco menos original que otros tuyos. Lo del frío, la ausencia y la herida ...ya lo he leído antes. Es una opinión, ya sabes. Otras cosas tuyas me gustan más

LOLA GRACIA dijo...

De todos modos, no me hagas mucho caso. Ni sooy poeta, ni entiendo de poesía

rásselas dijo...

Es un absoluto placer encontrar por este mar digital, un paisano murciano.
Me encantó tu blog, en breve lo enlazaré.

Un saludo.

José Manuel Martínez Sánchez dijo...

Hola Lola, respeto muchísimo tu opninión, de hecho este e uno de esos poemas que tenía por ahí guardados y que no pienso en absoluto publicar, pero me ha parecido interesante colgarlo en el blog, por lo menos para que quede alguna constancia de él. A mi tampoco me gusta mucho, aunque creo que no está mal del todo. La ausencia, el frío o la herida son motivos inevitables en todo poeta lírico o al menos en mi caso. Saludos y gracias por tu sincera opinión, prefiero esto a vanos halagos de compromiso.

LOLA GRACIA dijo...

De nada...a mí me pasa igual. Una critica razonada te ayuda mucho...mejor que te digan...pues está bien.
¿Está bien por qué? ¿Está mal por qué? Qué elementos puedo introducir para mejorar un relato, unos versos??
El que te dice las cosas claras es un amigo y te demuestra que se lo ha leído con auténtico interés.

Compartir esta entrada:

Bookmark and Share

Entradas relacionadas:

Related Posts with Thumbnails